MANTENIMIENTO Archives | Honext

¿Alguna pregunta? Explora nuestras respuestas a las preguntas más frecuentes sobre HONEXT®

¿Cómo se deben transportar, manipular y almacenar los tableros de HONEXT®?

Los tableros de HONEXT® deben permanecer planos durante su transporte y almacenamiento, con la cara frontal siempre hacia arriba. Deben apilarse por dimensiones y montarse sobre soportes o calzos que permitan levantar y manipular los lotes sin dañar el material. Recomendamos que los palés de HONEXT® contengan un máximo de 30 paneles. Los bordes deben protegerse siempre que se manipule el material, especialmente al desembalarlo.

Se recomienda almacenar los tableros de HONEXT® en un espacio protegido de la intemperie y sin niveles elevados de temperatura y humedad relativa, evitando siempre cambios bruscos en estas condiciones.

¿Cómo puedo reparar los tableros de HONEXT®?

Para reparar golpes o rayadas profundos en tableros de HONEXT® instalados y procesados, se recomienda el uso de masilla para madera.

El tablero se debe pintar con pintura plástica, esmaltada o tixotrópica para obtener una coloración homogénea tanto en la superficie original como en las zonas cubiertas por masilla. Si el material no ha sido lijado previamente, el calafateo hace que pierda su textura, haciendo que las reparaciones sean ligeramente visibles.

Estas masillas para madera permiten el reciclaje del material siempre que se apliquen en pequeñas cantidades.

¿Cómo se deben limpiar los tableros de HONEXT®?

Para el mantenimiento diario de los tableros de HONEXT®, usa un paño seco o una aspiradora. Para una limpieza más profunda, usa un paño humedecido con un desengrasante suave y luego límpialo con un paño seco. Ya que HONEXT® es un material poroso, debe evitarse el contacto con sustancias aceitosas.

– Evita el uso de esponjas de acero u otros materiales abrasivos que rayarían la superficie.
– Evita golpear o cortar la superficie con objetos contundentes que podrían rayarla y quitar su capa protectora
– No utilices alcohol, quitamanchas, diluyentes, acetona, tricloroetileno, amoniaco, lejía, vinagre, limpiadores anti-cal o cualquier otro líquido que contenga estas sustancias.
– No utilices limpiadores en polvo abrasivos o detergentes que puedan arruinar la apariencia estética y el acabado superficial del producto.
– No arrastres objetos por la superficie para evitar rayarla
– No te concentres en un área al limpiar la superficie, ya que esto puede alterar su apariencia